ES
PT EN FR

Los gastos de financiación netos se tienen en cuenta para determinar el beneficio imponible, hasta el mayor de los siguientes límites: 1 millón de euros o el 30% del resultado EBITDA.

Los gastos de financiación netos no deducibles de este modo también se pueden tener en cuenta a la hora de determinar el beneficio imponible de uno o más de los cinco periodos impositivos posteriores, tras los gastos de financiación netos de ese mismo periodo, y se observan las limitaciones ya indicadas.

Siempre que el importe de los gastos de financiación deducidos sea inferior al 30% del resultado antes de depreciaciones, amortizaciones, gastos de financiación netos e impuestos, la parte no utilizada de este límite se añade al importe máximo deducible hasta el 5º periodo impositivo posterior.

Estas reglas se aplican a los establecimientos permanentes de entidades no residentes, con las necesarias adaptaciones.

Cómo podemos ayudar

NEWCO es una empresa de servicios profesionales especializada en inversiones extranjeras en Portugal y Malta. Con 30 años de experiencia, somos su ventanilla única para servicios de inversión y reubicación en Portugal o Malta.

Contactenos