Ao utilizar este website está a concondar com a nossa política de uso de cookies. Para mais informações consulte a nossa política de privacidade e uso de cookies, onde poderá desactivar os mesmos.

OK
ES
PT EN FR
Programar llamada web

Programar llamada web

Rellene sus datos y nos pondremos en contacto con usted para programar la llamada web
* Este campo es obligatorio

El impuesto sobre sociedades - IS (IRC en Portugal) se encuentra regulado por la Ley del Impuesto sobre Sociedades, aprobada por el Decreto Ley 442-B/88, del 30 de noviembre, y sus sucesivas modificaciones, el cual permanece vigente desde el 1 de enero de 1989. Este impuesto se aplica a las siguientes entidades por las rentas que se indican a continuación:

Personas jurídicas con sede o dirección efectiva en territorio portugués que ejerzan una actividad de naturaleza comercial, industrial o agrícola (sociedades mercantiles, cooperativas)

Renta universal/beneficio

Personas jurídicas con sede o dirección efectiva en territorio portugués que no ejerzan una actividad de naturaleza comercial, industrial o agrícola (asociaciones, fundaciones, sociedades civiles sin personalidad jurídica)

Renta global (suma de las rentas de las categorías según las reglas del IRPF - IRS en Portugal)

Personas jurídicas no residentes en territorio portugués que ejerzan su actividad a través de un establecimiento permanente (sucursales)

Beneficio imputable al establecimiento permanente situado en territorio portugués

Personas jurídicas no residentes en territorio portugués sin establecimiento permanente

Tributación por retención en origen por las rentas percibidas en Portugal

 

Cálculo del IS a deber  

Para las entidades que ejerzan, con carácter principal, una actividad de naturaleza comercial, industrial o agrícola:

 

Beneficios tributables

El beneficio tributable se cuantifica a partir del resultado neto del ejercicio calculado de acuerdo con la normalización contable, más las variaciones patrimoniales positivas y menos las variaciones patrimoniales negativas no reflejadas en tal resultado, al cual se añadirán y deducirán después los ajustes previstos en la Ley del Impuesto sobre Sociedades.

 

Base imponible

La base imponible del IS se calcula a partir de la deducción de pérdidas y beneficios fiscales al beneficio tributable calculado anteriormente.

 

IS a deber (liquidado)

La base imponible calculada anteriormente se multiplica por el tipo correspondiente (véase la tabla más abajo), para obtener el total. Al aplicar las deducciones al total, obtenemos el IS a deber. A este valor hay que restar las retenciones en origen y los pagos a cuenta realizados, lo que nos da el importe de IS a pagar, al cual se pueden sumar las derramas y las tributaciones autonóm

 

Tipos

De acuerdo con la Ley de las Finanzas de las Regiones Autónomas (Madeira y Azores), éstas pueden reducir el tipo nacional del IS hasta un diferencial del 30 %. Así pues, los tipos aplicables son los siguientes:

 

Continente

Madeira

Azores

Entidades residentes y establecimientos permanentes de entidades no residentes

21 %

14,7 % o 5 % (CINM)

16,8 %

Entidades residentes consideradas pequeñas o medianas empresas, sobre los primeros 25 000 euros de base imponible

17 %

11,9 %

13,6 %

Puede obtener aquí más información sobre el IS en Madeira.

 

Pago del IS

Pagos a cuenta

Las entidades que ejerzan, con carácter principal, una actividad de naturaleza comercial, industrial o agrícola, así como las no residentes con establecimiento permanente en territorio portugués, deben proceder al pago del impuesto (IS) en tres pagos a cuenta, con vencimiento en julio, septiembre y el 15 de diciembre del mismo año al que corresponde el beneficio tributable o, en el caso de empresas que hayan adoptado un ejercicio fiscal no coincidente con el año civil, en el 7.º mes, en el 9.º mes y el día 15 del 12.º mes del correspondiente periodo de tributación. Los pagos a cuenta se calculan en función del impuesto liquidado en el periodo de tributación inmediatamente anterior a aquel en el que se deban realizar esos pagos.

Los pagos a cuenta de las empresas cuyo volumen de negocios en el periodo de tributación inmediatamente anterior sea igual o inferior a 500 000 euros equivalen al 80 % del importe del impuesto liquidado ese año, repartido en tres cantidades iguales redondeadas al alza a euros. Si el volumen de negocios es superior a 500 000 euros, los pagos a cuenta equivalen al 95 % del importe del impuesto, también repartido en tres cantidades iguales redondeadas al alza a euros.

Si la empresa comprueba, a través de los medios de los que disponga, que el importe del pago a cuenta ya realizado es igual o superior al impuesto que será adeudado, puede dejar de realizar el tercer pago a cuenta. De igual modo, si la tercera entrega a cuenta es superior a la diferencia entre el impuesto total que la empresa cree que debe y las entregas ya realizadas, ésta podrá limitar el tercer pago a esa diferencia. Si se comprueba que se dejó de pagar un importe superior al 20 % del que, en condiciones normales, habría sido liquidado, se generan intereses compensatorios. 

Si el pago no se realiza en los plazos mencionados, se generan inmediatamente intereses compensatorios.

 

Pago especial a cuenta

Las entidades que ejerzan, con carácter principal, una actividad de naturaleza comercial, industrial o agrícola, así como las no residentes con establecimiento permanente en territorio portugués, están sujetas a un pago especial a cuenta. Este pago debe realizarse durante el mes de marzo, o en dos plazos, durante los meses de marzo y octubre del correspondiente año, o, en el caso de empresas que hayan adoptado un ejercicio fiscal no coincidente con el año civil, en el 3.º mes y en el 10.º mes del correspondiente ejercicio fiscal.

El importe del pago especial a cuenta será igual al 1 % del volumen de negocios relativo al periodo de tributación anterior, con un límite mínimo de 850 euros, y, cuando sea superior, será igual a este límite más un 20 % de la parte excedente, con un límite máximo de 70 000 euros. Al importe así calculado se le restan los pagos a cuenta realizados en el periodo de tributación anterior.

El pago especial a cuenta no se aplica al periodo de tributación de inicio de la actividad ni al siguiente, es decir, solo en el tercer ejercicio posterior al inicio de la actividad resulta obligatorio realizar este pago. Este pago se puede deducir en el mismo periodo de tributación al que corresponde, o, si es insuficiente, hasta el sexto periodo de tributación siguiente.

Cuando sea aplicable el régimen especial de tributación de los grupos de sociedades, será necesario realizar un pago especial a cuenta por cada una de las empresas del grupo, incluida la empresa dominante.

En caso de cese de actividad en el propio periodo de tributación o hasta el tercer periodo de tributación posterior a aquel al que corresponde el pago especial a cuenta, la parte que no se haya podido deducir tal como se indica más arriba, si existe, será reembolsada mediante solicitud del sujeto pasivo presentada en los 90 días posteriores al cese de la actividad.

Los sujetos pasivos también pueden recibir el reembolso de la parte que no ha sido deducida si presentan una solicitud ante la Autoridad Tributaria en un plazo de 90 días a contar desde la finalización de dicho periodo.

 

Pago adicional a cuenta

El pago adicional a cuenta (PAC) debe ser abonado por las sociedades que también sean sujetos pasivos del pago a cuenta (PPC) y del pago especial a cuenta(PEC) y que hayan contabilizado en el periodo de tributación anterior un beneficio tributable superior a 1 500 000 euros (es decir, en los casos en que en el periodo de tributación anterior se adeude la derrama estatal o regional).

El PAC vence en julio, septiembre y el 15 de diciembre del año al que corresponden los beneficios tributables o, si se ha adoptado un periodo anual de impuestos diferente del año civil, en el 7.º, 9.º y en día 15 del 12.º mes del correspondiente periodo de tributación, mientras que su liquidación final se realiza en la declaración periódica de la renta (modelo 22 del IS).

Su importe es igual al importe resultante de la aplicación de los tipos previstos en la siguiente tabla sobre la parte de los beneficios tributables superiores a 1 500 000 euros con respecto al periodo de tributación anterior. Las empresas con sede en la Región Autónoma de Madeira disfrutan de tipos reducidos, mientras que las registradas en el Centro Internacional de Negocios de Madeira (CINM) tienen una reducción adicional del pago adicional a cuenta.

Beneficios tributables en euros (€)

Tipo general (%)

Tipo en Madeira (%)

Tipo en el CINM (%)

De 1 500 000 a 7 500 000

2,5

1,8

0,36

De 7 500 000 a 35 000 000

4,5

3,2

0,64

Superior a 35 000 000

8,5

6

1,20

 

Derrama estatal/regional

A la parte de los beneficios tributables superior a 1 500 000 euros sujetos y no exentos del IS se aplica un impuesto adicional bajo la forma de Derrama Estatal o, en el caso de los sujetos pasivos con sede, dirección efectiva o establecimiento permanente en la Región Autónoma de Madeira, de Derrama Regional, cuyos tipos varían de acuerdo con la cuantía de los beneficios tributables.

Las empresas instaladas en el Centro Internacional de Negocios de Madeira a partir de 2015 se benefician de tipos más bajos de derrama regional en cada periodo de tributación sobre los beneficios obtenidos en el CINM y tributados al 5 % (IS).

Así pues, se aplican los siguientes tipos:

Beneficios tributables en euros (€)

Tipo general (%)

Tipo en Madeira (%)

Tipo en el CINM (%)

De 1 500 000 a 7 500 000

3

2,1

0,42

De 7 500 000 a 35 000 000

5

3,5

0,70

Superior a 35 000 000

9

6,3

1,26

El pago de este impuesto debe contabilizarse a través de la diferencia entre la derrama regional adeudada y los pagos adicionales a cuenta realizados en el mismo periodo de tributación. En el caso de que el importe de los pagos adicionales a cuenta realizados durante ese periodo de tributación sea superior al importe adeudado por la derrama regional, se procederá al reembolso de la diferencia.

 

Derrama municipal

La Ley 73/2013, de 3 de septiembre, que establece el régimen financiero de los gobiernos locales y de las entidades intermunicipales, determina que los municipios pueden decidir lanzar anualmente una Derrama Municipal con un límite máximo del 1,5 %, sobre los beneficios tributables sujetos y no exentos del impuesto sobre sociedades (IS, IRC en Portugal).

La derrama municipal se aplica sobre los beneficios tributables, antes de la deducción de pérdidas fiscales. En los municipios de Lisboa y Oporto, el tipo de la derrama municipal es del 1,5 %, y están exentos los sujetos pasivos cuyo volumen de negocios el año anterior no haya superado los 150 000 euros. En el municipio de Funchal, en donde se encuentra la sede de NEWCO, el tipo de la derrama municipal es del 0,5 %.

Las empresas instaladas en el Centro Internacional de Negocios de Madeira a partir de 2015 disfrutan de una reducción de la derrama municipal en cada periodo de tributación.

Para obtener más información sobre los tipos aplicables en otros municipios y las posibles reducciones y exenciones, póngase en contacto con nosotros.

Cómo podemos ayudar

NEWCO es una empresa de servicios profesionales especializada en inversiones extranjeras en Malta y Portugal. Con tres décadas de experiencia y know how, NEWCO sabe cómo garantizar que sus clientes maximicen las oportunidades y mitiguen los riesgos de operaciones en una nueva jurisdicción, permitiéndoles centrarse en su negocio. Contactenos para descubrir cómo podemos ayudar su inversión o cambio de residencia para Portugal o Malta.

Contactenos