Al utilizar este sitio web, acepta nuestra política de uso de cookies. Para obtener más información, consulte nuestra política de privacidad y uso de cookies.

OK
ES
PT EN FR
Programar llamada web

Programar llamada web

Rellene sus datos y nos pondremos en contacto con usted para programar la llamada web
* Este campo es obligatorio

Características principales:

Nombre


El nombre deberá terminar en la palabra "anónima", o en la abreviatura "S. A.". - Requisitos de denominación.

 

Socios

  1. 
Por norma general, la sociedad anónima no puede estar formada por un número de socios inferior a cinco.
  2. No existen requisitos de nacionalidad.
  3. En el marco del Centro Internacional de Negocios de Madeira, es posible constituir sociedades anónimas unipersonales (un socio), con acciones nominativas.

 

Responsabilidad de los socios


Responsabilidad limitada al capital social suscrito por cada socio.

 

Capital social y acciones


Capital social dividido por acciones con valor nominal o acciones sin valor nominal, todas ellas representando la misma fracción en el capital social y, en caso de tener valor nominal, este debe ser idéntico.


El valor nominal mínimo de las acciones o, en su ausencia, el valor de emisión, no debe ser inferior a un céntimo.


Capital social mínimo: 50.000,00 €.

Las aportaciones dinerarias pueden aplazarse hasta un 70%. El aplazamiento no puede prolongarse más de 5 años.
 No pueden coexistir en la misma sociedad acciones con valor nominal y acciones sin valor nominal.

Las acciones son Nominativas, por lo que permiten al emisor conocer la identidad de los titulares en todo momento.


Las acciones nominativas se transmiten mediante declaración de transmisión escrita en el título a favor del cesionario y el registro en la entidad emisora, realizada por el transmitente (norma general) o por funcionario judicial, cabeza de familia o notario, según los casos.

 

Asamblea general

Sus miembros son los accionistas.

Emiten acuerdos sobre materias asignadas por ley o por los estatutos que escapen a la competencia de otros órganos. A petición de la administración, establecen acuerdos sobre materias de gestión.

Sus competencias legales se traducen en:

  1. Pronunciarse sobre el informe de gestión y las cuentas del ejercicio cuando sea el órgano competente para ello;
  2. Debatir sobre la propuesta de aplicación de los resultados
;
  3. Proceder a la evaluación general de la administración y supervisión de la sociedad; asimismo, podrá proceder a la destitución, dentro de sus competencias, o manifestar su desconfianza en relación a los administradores
;
  4. Proceder a las elecciones que sean de su competencia
;
  5. Pronunciarse sobre la proposición de acción social de responsabilidad civil contra los administradores o miembros de los órganos de supervisión
;
  6. Debatir sobre la adquisición de acciones propias
;
  7. Debatir sobre la emisión de bonos;
  8. Dar autorización a los administradores para ejercer actividad competidora con la sociedad;
  9. Establecer las remuneraciones de los administradores y su exención de garantía;
  10. Emisión de bonos y adquisición de bonos propios;
  11. Amortización de acciones;
  12. Creación de formas locales de representación
;
  13. Distribución de bienes a los socios;
  14. Concesión o rechazo de consentimiento a la transmisión de acciones cuando los estatutos lo exijan.

La modificación del contrato de sociedad solo puede ser acordada por los socios, excepto autorización legal para que otro órgano acumule dicha atribución.

 


Administración y supervisión


Las sociedades anónimas pueden optar entre tres estructuras:

 

1. Consejo de administración y Consejo de supervisión

Consejo de administración


El consejo de administración está formado por el número de administradores establecido en la escritura de constitución.


Siempre que el capital social no exceda los 200.000,00 €, la administración puede funcionar con un solo administrador.

Los administradores pueden no ser accionistas, pero deben ser personas físicas con capacidad jurídica plena.

Si una persona jurídica es designada administrador, deberá nombrar a una persona física para ejercer el cargo en nombre propio; la persona jurídica responderá solidariamente con la persona designada por los actos de esta.

Los administradores pueden ser designados en la escritura de constitución o elegidos por la asamblea general o constituyente, durante un periodo establecido en la escritura de constitución no superior a cuatro años naturales.

El presidente del consejo puede ser elegido por la asamblea general que elija el consejo de administración o por el propio consejo de administración. La escritura de constitución puede conceder al presidente voto de calidad en las decisiones del consejo. El presidente tendrá voto de calidad siempre que el consejo esté formado por un número par de administradores.

El consejo de administración actuará colegiadamente por mayoría. La sociedad queda vinculada por los negocios celebrados por la mayoría de sus administradores, o por número menor, si así está establecido en la escritura de constitución.

Cabe al consejo de administración gestionar las actividades de la sociedad, para lo cual tiene amplios poderes en materia de gestión, debiendo subordinarse a las decisiones de los accionistas o a las intervenciones del consejo de supervisión o de la comisión de auditoría solo en los casos en los que la ley o la escritura de constitución lo determinen.

El consejo de administración se reunirá siempre que sea convocado por el presidente o por otros dos administradores.
El consejo debe reunirse, al menos, una vez al mes, salvo disposición contraria de la escritura de constitución.


Los administradores deben ser convocados por escrito, con la antelación adecuada, excepto cuando la escritura de constitución prevea la reunión en fechas prefijadas u otra forma de convocatoria.

 

Consejo de supervisión


La supervisión de la sociedad es competencia de:


  1. Un consejo de supervisión o un supervisor único
;
  2. Un consejo de supervisión y un auditor legal de una sociedad de auditoría que no sea miembro de dicho órgano.

El segundo modelo de supervisión es obligatorio para las sociedades emisoras de valores mobiliarios admitidas a negociación en mercado regulado y para sociedades que, no siendo totalmente controladas por otra sociedad que adopte este modelo, durante 2 años consecutivos, excedan 2 de los siguientes límites:

  1. Total del balance: 100.000.000,00 €;
  2. Total de las ventas netas y otros ingresos: 150.000.000,00 €;
  3. 
Número de trabajadores: 150.

El consejo de supervisión está formado por un mínimo de 3 miembros efectivos. Siendo 3 los miembros titulares del consejo de supervisión, habrá 1 o 2 suplentes; cuando el número de miembros sea superior, habrá 2 suplentes.

Debe incluir un auditor legal (ROC, por sus siglas en portugués), excepto si se adopta la modalidad mencionada en el párrafo 2) anteriormente referido.

En el caso de un supervisor único, la supervisión compete a un auditor legal o una sociedad de auditoría, que tiene que tener siempre un suplente, también auditor legal o sociedad de auditoría, y que no sean accionistas de la sociedad.

El supervisor único se rige por las disposiciones legales concernientes al auditor legal, en la parte aplicable, por lo dispuesto en relación al consejo de supervisión y a sus miembros.

Los miembros titulares del consejo de supervisión, el supervisor único y el auditor legal son elegidos por la asamblea general, por el periodo establecido en los estatutos, nunca superior a cuatro años; el primer nombramiento puede realizarse en la escritura de constitución o en asamblea constituyente.

 

Es competencia del consejo de supervisión:


  1. Supervisar la administración de la sociedad;
  2. 
Velar por el cumplimiento de las leyes y de la escritura de constitución
;
  3. Comprobar la regularidad de los libros, registros contables y documentos que le sirven de apoyo;
  4. Comprobar, cuando lo considere conveniente y de la forma que considere adecuada, la extensión de la caja y las existencias de cualquier clase de bienes y valores pertenecientes a la sociedad o recibidos por ella en garantía, depósito o cualquier otro título
;
  5. Comprobar la exactitud de los documentos de rendición de cuentas;
  6. Comprobar si las políticas contables y los criterios de evaluación adoptados por la sociedad hacen posible una correcta evaluación del patrimonio y de los resultados;
  7. Elaborar anualmente el informe sobre su acción supervisora y emitir un dictamen sobre el informe, cuentas y propuestas presentadas por la administración
;
  8. Convocar a la asamblea general, cuando el presidente de la respectiva mesa no lo haga, debiendo hacerlo;
  9. Supervisar la eficacia del sistema de gestión de riesgos, del sistema de control interno y del sistema de auditoría interna, si existen;
  10. Recibir la comunicación de irregularidades presentadas por accionistas, empleados de la sociedad u otros;
  11. Contratar la prestación de servicios de expertos que ayuden a uno o varios de sus miembros en el ejercicio de sus funciones. Esta contratación y remuneración debe tener en cuenta la importancia de los asuntos atribuidos y la situación económica de la sociedad;
  12. Cumplir las demás funciones señaladas en la ley o en el contrato de sociedad.

Cuando se adopte la modalidad de un consejo de supervisión y de un auditor legal, además de las competencias referidas en el número anterior, el consejo de supervisión deberá:


  • Supervisar el proceso de preparación y divulgación de información financiera
;
  • Proponer a la asamblea general el nombramiento del auditor legal
;
  • Supervisar la auditoría de los documentos de rendición de cuentas de la sociedad;
  • Supervisar la independencia del auditor legal, principalmente en lo concerniente a la prestación de servicios adicionales.

El supervisor único o cualquier miembro del consejo de supervisión, cuando este exista, deben proceder, conjunta o separadamente y en cualquier momento del año, a todos los actos de comprobación e inspección que consideren convenientes para el cumplimiento de sus obligaciones de supervisión.

El auditor legal tiene el deber, especialmente y sin perjuicio de la actuación de los otros miembros, de proceder a todos los exámenes y comprobaciones necesarias para la auditoría legal de las cuentas, de conformidad con lo previsto en la ley, así como el resto de deberes especiales que la ley le imponga.

Es competencia del auditor legal comunicar, inmediatamente por carta certificada, al presidente del consejo de administración o del consejo de administración ejecutivo, los hechos de los que tenga conocimiento y que considere que revelan graves dificultades en la consecución del objeto de la sociedad, principalmente reiteradas faltas de pago a proveedores, protestos de título de crédito, emisión de cheques sin fondos, falta de pago de cotizaciones de la seguridad social o de impuestos.

Para el desempeño de sus funciones, el supervisor único, el auditor legal o cualquier miembro del consejo de supervisión, pueden, conjunta o separadamente:

  • Obtener de la administración la presentación, para examen y comprobación, de los libros, registros y documentos de la sociedad, así como comprobar las existencias de cualquier clase de valores, particularmente dinero, títulos y mercancías;
  • Obtener de la administración o de cualquiera de los administradores información o esclarecimientos sobre el transcurso de las operaciones o actividades de la sociedad o sobre cualquiera de sus negocios
;
  • Obtener de terceros que hayan realizado operaciones por cuenta de la sociedad la información necesaria para el conveniente esclarecimiento de dichas operaciones
;
  • Asistir a las reuniones de la administración, siempre que lo estimen oportuno.

Para el mejor desempeño de sus funciones, el consejo de supervisión puede determinar la contratación de especialistas.

El consejo de supervisión debe reunirse, al menos, trimestralmente, y los acuerdos deben ser tomados por mayoría.

Perderán su cargo el supervisor único, el auditor legal y los miembros del consejo de supervisión que, sin motivo justificado, no asistan, durante el año, a dos reuniones del consejo de supervisión o no comparezcan a una asamblea general o a dos reuniones de la administración para las que hayan sido convocados por el presidente de la misma o en la que se evalúen las cuentas del ejercicio.

 

2. Consejo de administración, comisión de auditoría y auditor legal

Consejo de administración


El consejo de administración se rige por las normas anteriormente descritas para la modalidad Consejo de administración y Consejo de supervisión.

 

Comisión de auditoría


La comisión de auditoría es un órgano de la sociedad formado por una parte de los miembros del consejo de administración, establecido en los estatutos, con un mínimo de tres miembros efectivos.

Los miembros de la comisión de auditoría tienen prohibido el ejercicio de funciones ejecutivas en la sociedad y se les aplica, con las necesarias adaptaciones, el régimen de incompatibilidades aplicable a los miembros del consejo de supervisión, supervisor único o auditor legal.

En las sociedades emisoras de valores mobiliarios admitidos a negociación en mercado regulado y en las sociedades que, durante dos años consecutivos, excedan dos de los siguientes límites:

  • Total del balance: 100.000.000,00 €;
  • 
Total de ingresos: 150.000.000,00 €
;
  • Número de trabajadores: 150.

La comisión de auditoría debe incluir al menos a un miembro con un título superior adecuado para el ejercicio de sus funciones y conocimientos en auditoría o contabilidad y que sea independiente.

En sociedades emisoras de acciones admitidas a negociación en mercado regulado, los miembros de la comisión de auditoría deben, en su mayoría, ser independientes.

Los miembros de la comisión de auditoría pueden ser sociedades de abogados, sociedades de auditoría o accionistas; en este último caso, deben ser personas físicas con las cualificaciones y la experiencia adecuadas para el ejercicio de sus funciones.

Los miembros de la comisión de auditoría son nombrados junto con los demás administradores. Si la asamblea general no los designa, la comisión de auditoría debe nombrar a su presidente, al cual se le atribuye voto de calidad cuando la comisión esté formada por un número par de administradores o si la escritura de constitución así lo establece.

 

Es competencia de la comisión de auditoría:


  1. Supervisar la administración de la sociedad
;
  2. Velar por el cumplimiento de las leyes y de la escritura de constitución;
  3. Ccomprobar la regularidad de los libros, registros contables y documentos que le sirven de apoyo;
  4. Comprobar, cuando lo considere conveniente y de la forma que considere adecuada, la extensión de la caja y las existencias de cualquier clase de bienes y valores pertenecientes a la sociedad o recibidos por ella en garantía, depósito o cualquier otro título
e) comprobar la exactitud de los documentos de rendición de cuentas;
  5. Comprobar si las políticas contables y los criterios de evaluación adoptados por la sociedad hacen posible una correcta evaluación del patrimonio y de los resultados;
  6. Elaborar anualmente el informe sobre su acción supervisora y emitir un dictamen sobre el informe, cuentas y propuestas presentadas por la administración
;
  7. Convocar a la asamblea general, cuando el presidente de la respectiva mesa no lo haga, debiendo hacerlo;
  8. Supervisar la eficacia del sistema de gestión de riesgos, del sistema de control interno y del sistema de auditoría interna, si existen
;
  9. Recibir la comunicación de irregularidades presentadas por accionistas, empleados de la sociedad u otros;
  10. Supervisar el proceso de preparación y divulgación de información financiera
;
  11. Proponer a la asamblea general el nombramiento del auditor legal
;
  12. Supervisar la auditoría de los documentos de rendición de cuentas de la sociedad;
  13. Supervisar la independencia del auditor legal, principalmente en lo concerniente a la prestación de servicios adicionales
;
  14. Contratar la prestación de servicios de expertos que ayuden a uno o varios de sus miembros en el ejercicio de sus funciones. Esta contratación y remuneración debe tener en cuenta la importancia de los asuntos atribuidos y la situación económica de la sociedad
;
  15. Cumplir las demás funciones señaladas en la ley o en la escritura de constitución.

 

Auditor legal


La asamblea general debe designar a un auditor legal o una sociedad de auditoría para proceder al examen de las cuentas de la sociedad.

La designación se realizará por un tiempo no superior a 4 años y el auditor legal nombrado ejercerá las competencias 3), 4), 5) y 6) anteriormente expuestas para el consejo de supervisión.

 

3. Consejo de administración ejecutivo, consejo general y de supervisión y auditor legal

Consejo general y de supervisión


El consejo general y de supervisión es un órgano colegiado formado por el número de miembros establecido en la escritura de constitución, siempre superior al número de administradores.

Los miembros del consejo deben ser personas físicas con capacidad jurídica plena. Si una persona jurídica es designada miembro, deberá nombrar a una persona física para ejercer el cargo en nombre propio; la persona jurídica responderá solidariamente con la persona designada por los actos de esta.

En las sociedades emisoras de valores mobiliarios admitidos a negociación en mercado regulado y en las sociedades que, durante dos años consecutivos, excedan dos de los siguientes límites:

  • Total del balance: 100.000.000,00 €
;
  • Total de ingresos: 150.000.000,00 €;
  • Número de trabajadores: 150.

El consejo general y de supervisión debe incluir al menos a un miembro con un título superior adecuado para el ejercicio de sus funciones y conocimientos en auditoría o contabilidad y que sea independiente.

En sociedades emisoras de acciones admitidas a negociación en mercado regulado, el consejo deberá estar formado por una mayoría de miembros independientes.

Las incompatibilidades definidas para miembros del consejo de supervisión se aplican también a los miembros del consejo general y de supervisión.

En ausencia de autorización de la asamblea general, los miembros del consejo general y de supervisión no pueden ejercer por cuenta propia o ajena actividad competidora de la sociedad ni ejercer funciones en sociedad competidora o ser designados por cuenta o en representación de esta.

Los miembros del consejo general y de supervisión son designados en la escritura de constitución o elegidos por la asamblea general o constituyente.

El presidente del consejo puede ser elegido por la asamblea general que elija el consejo general o por el propio consejo. La escritura de constitución puede conceder al presidente voto de calidad en las decisiones del consejo.

No podrá ser designado miembro del consejo general y de supervisión aquel que sea administrador de la sociedad o de otra sociedad que con esta se encuentre en relación de control o de grupo.

 

Cabe al consejo general y de supervisión:

  1. 
Designar y destituir a los administradores, si dicha competencia no ha sido asignada en los estatutos a la asamblea general
;
  2. Designar al administrador que servirá de presidente del consejo de administración ejecutivo y destituirlo, si dicha competencia no ha sido asignada en los estatutos a la asamblea general, sin perjuicio de lo dispuesto en el art. 436 del Código de Sociedades Mercantiles
;
  3. Representar a la sociedad en sus relaciones con los administradores
;
  4. Supervisar las actividades del consejo de administración ejecutivo;
  5. 
Velar por el cumplimiento de las leyes y de la escritura de constitución;
  6. 
Comprobar, cuando juzgue conveniente y del modo que considere adecuado, la regularidad de los libros, registros contables y documentos que les sirven de soporte, así como la situación de todos los bienes y valores de los que la sociedad sea propietaria a cualquier título
;
  7. Comprobar si las políticas contables y los criterios de evaluación adoptados por la sociedad hacen posible una correcta evaluación del patrimonio y de los resultados;
  8. 
Emitir un dictamen sobre el informe de gestión y las cuentas del ejercicio;
  9. 
Supervisar la eficacia del sistema de gestión de riesgos, del sistema de control interno y del sistema de auditoría interna, si existen;
  10. 
Recibir la comunicación de irregularidades presentadas por accionistas, empleados de la sociedad u otros;
  11. 
Supervisar el proceso de preparación y divulgación de información financiera;
  12. 
Proponer a la asamblea general el nombramiento del auditor legal;
  13. 
Supervisar la auditoría de los documentos de rendición de cuentas de la sociedad
;
  14. Supervisar la independencia del auditor legal, principalmente en lo concerniente a la prestación de servicios adicionales
;
  15. Contratar la prestación de servicios de expertos que ayuden a uno o varios de sus miembros en el ejercicio de sus funciones. Esta contratación y remuneración debe tener en cuenta la importancia de los asuntos atribuidos y la situación económica de la sociedad
;
  16. Elaborar anualmente un informe sobre su actividad y presentarlo a la asamblea general
;
  17. Conceder o negar el consentimiento a la transmisión de acciones, cuando este sea exigido por la escritura de constitución;
  18. 
Convocar a la asamblea general, cuando lo estime oportuno;
  19. 
Ejercer las demás funciones que le sean atribuidas por ley o por la escritura de constitución.

El consejo general y de supervisión no tiene poderes de gestión de las actividades de la sociedad, pero la ley y la escritura de constitución pueden establecer que el consejo de administración ejecutivo deba obtener consentimiento previo del consejo general y de supervisión para ejercer determinadas categorías de actos.

En las relaciones de la sociedad con sus administradores, esta queda vinculada por los dos miembros del consejo general y de supervisión designados por estos.

Cuando se estime oportuno, el consejo general y de supervisión debe nombrar, de entre sus miembros, a una o más comisiones para el ejercicio de determinadas funciones, principalmente para supervisión del consejo de administración ejecutivo y para establecimiento de la remuneración de los administradores.

En las sociedades emisoras de valores mobiliarios admitidos a negociación en mercado regulado y en las sociedades que, durante dos años consecutivos, excedan dos de los siguientes límites:


  • Total del balance: 100.000.000,00 €;
  • Total de ingresos: 150.000.000,00 €;
  • Número de trabajadores: 150.

El consejo general y de supervisión debe constituir una comisión para las materias financieras, específicamente dedicada al ejercicio de las funciones referidas en los párrafos del 6) al 14) de las competencias del consejo general y de supervisión anteriormente mencionadas.

La comisión para las materias financieras debe incluir al menos a un miembro con un título superior adecuado para el ejercicio de sus funciones y conocimientos de auditoría o contabilidad, y que sea independiente y elabore anualmente un informe sobre su acción supervisora.

En sociedades emisoras de acciones admitidas a negociación en mercado regulado, los miembros de la comisión anteriormente referida deben, en su mayoría, ser independientes.

El consejo general y de supervisión debe reunirse, al menos, una vez cada trimestre.

 

Consejo de administración ejecutivo


El consejo de administración ejecutivo es un órgano colegiado formado por el número de administradores establecido en los estatutos. Las sociedades con capital no superior a 200.000,00 € pueden tener un único administrador.

Si no son designados en los estatutos, los administradores pueden ser designados por el consejo general y de supervisión o por la asamblea general, si los estatutos lo determinan, por un periodo establecido en la escritura de constitución, no superior a 4 años naturales.

Aunque sean designados por un plazo concreto, los administradores se mantendrán en funciones hasta nueva designación y, a no ser en los casos de destitución o dimisión, serán reelegibles.

Los administradores pueden no ser accionistas, pero no pueden ser:


  1. Miembros del consejo general y de supervisión, sin perjuicio de lo dispuesto en los n.ºs 2 y 3 del art. 437 del Código de Sociedades Mercantiles
;
  2. Miembros de los órganos de supervisión de sociedades que estén en relación de control o de grupo con la sociedad considerada;
  3. 
Cónyuges, parientes y afines en línea directa y hasta el 2.º grado, inclusive, en la línea colateral, de las personas referidas en el párrafo anterior;
  4. 
Personas que no estén dotadas de capacidad jurídica plena.

Si una persona jurídica es designada para el cargo de administrador, debe nombrar a una persona física para ejercer el cargo en nombre propio. La persona jurídica responde solidariamente con la persona designada por los actos de esta.

Si no fuese designado en el acto de designación de los miembros del consejo de administración ejecutivo, este consejo elegirá a su presidente. El presidente tendrá voto de calidad siempre que el consejo esté formado por un número par de administradores o si la escritura de constitución así lo determina.

Es competencia del consejo de administración ejecutivo gestionar las actividades de la sociedad. El consejo tiene plenos poderes de representación de la sociedad ante terceros.

 

Relación del consejo de administración ejecutivo con el consejo general y de supervisión

El consejo de administración ejecutivo debe comunicar al consejo general y de supervisión:

  1. Al menos una vez al año, la política de gestión que pretende seguir, así como los hechos y cuestiones que fundamentalmente determinaron sus opciones
;
  2. Trimestralmente, antes de la reunión de dicho consejo, la situación de la sociedad y la evolución de los negocios, indicando particularmente el volumen de ventas y prestación de servicios
;
  3. En la época determinada por la ley, el informe completo de la gestión relativo al ejercicio anterior.

El consejo de administración ejecutivo debe informar, en tiempo útil, al presidente del consejo general y de supervisión sobre cualquier negocio que pueda tener influencia significativa en la rentabilidad o liquidez de la sociedad y, de modo general, sobre cualquier situación anómala o por otro motivo importante.

 

Auditor legal

La asamblea general, bajo propuesta del consejo general y de supervisión o de la comisión para las materias financieras, debe designar un auditor legal o una sociedad de auditoría para proceder al examen de las cuentas de la sociedad.

La designación se realizará por un tiempo no superior a 4 años y el auditor legal nombrado ejercerá las competencias 3), 4), 5) y 6) anteriormente expuestas para el consejo de supervisión.




 

Secretario de la sociedad


Las sociedades emisoras de acciones admitidas a negociación en mercado regulado deben designar a un secretario de la sociedad y a un suplente. Las restantes sociedades anónimas o las sociedades limitadas pueden designar a un secretario de la sociedad.

El secretario y su suplente deben ser designados por los socios en el acto de constitución de la sociedad o por el consejo de administración o por el consejo de administración ejecutivo mediante acuerdo registrado en acta. En las sociedades limitadas cabe a la asamblea general designar al secretario de la sociedad. La designación y cese de funciones del secretario, por cualquier causa que no sea el transcurso del tiempo, está sujeta a registro.

Las funciones de secretario serán ejercidas por una persona con un título superior adecuado al desempeño de las funciones o solicitador, y no podrá ejercerlas en más de 7 sociedades, excepto en las sociedades que se encuentren asociadas.

La duración de las funciones del secretario coincide con la del mandato de los órganos sociales que lo designen, y puede ser renovado una o más veces.

Además de otras funciones establecidas por los estatutos, el secretario de la sociedad debe:

  1. Ejercer de secretario en las reuniones de los órganos sociales;
  2. 
Levantar las actas y firmarlas junto con los miembros de los órganos sociales respectivos y el presidente de la mesa de la asamblea general, cuando de esta se trate
;
  3. Conservar, guardar y mantener en orden los libros y hojas de actas, las listas de asistencia, el libro de registro de acciones y el expediente relativo;
  4. 
Proceder a la expedición de convocatorias legales para las reuniones de todos los órganos sociales
;
  5. Certificar las firmas de los miembros de los órganos sociales incluidas en los documentos de la sociedad;
  6. 
Certificar que todas las copias o transacciones extraídas de los libros de la sociedad o de los documentos archivados son verdaderas, completas y actuales;
  7. 
Satisfacer, en el marco de su competencia, las solicitudes formuladas por los accionistas en el ejercicio del derecho a información y facilitar dicha información a los miembros de los órganos sociales que ejercen funciones de supervisión sobre acuerdos del consejo de administración o de la comisión ejecutiva;
  8. 
Certificar el contenido, total o parcial, de la escritura de constitución vigente, así como la identidad de los miembros de los diversos órganos de la sociedad y los poderes de los que son titulares;
  9. 
Certificar las copias actualizadas de los estatutos, de los acuerdos de los socios y de la administración y de los asientos vigentes recogidos en los libros sociales, así como asegurar que estas sean entregadas o enviadas a los titulares de acciones que las hayan solicitado y que hayan pagado el respectivo coste;
  10. 
Autentificar con su rúbrica toda la documentación sometida a la asamblea general y referida en las respectivas actas
;
  11. Promover el registro de los actos sociales sujetos a él.

El secretario es responsable de forma civil y penal de los actos que lleve a cabo en el ejercicio de sus funciones.

Ver cuadro comparativo

Cómo podemos ayudar

NEWCO es una empresa de servicios profesionales especializada en inversiones extranjeras en Portugal y Malta. Con 30 años de experiencia, somos su ventanilla única para servicios de inversión y reubicación en Portugal o Malta.

Contactenos