Post

El éxito de Malta: una entrevista a Kenneth Farrugia, presidente de FinanceMalta

In on September 23, 2016 by NEWCO

Kenneth Farrugia FinanceMalta

Hace muchos años que miro a Malta con una mezcla de sorpresa y admiración.

Es cierto que sus circunstancias históricas y su ubicación geográfica obligaron a esta isla-país a encontrar formas eficaces de supervivencia, pero difícilmente se podría prever que lo hiciese con tanta determinación y resiliencia. No es solo el hecho de que presente un rendimiento económico notable en comparación con otros países de la zona euro, sino también el haberlo conseguido en épocas de gran incertidumbre económica y social tanto en Europa como en el norte de África, los dos continentes con los que limita.

Los números recientemente publicados no engañan: en 2015, Malta registró una tasa de crecimiento histórica del 6,3%, la segunda más alta de la Unión Europea, y todo apunta a que esa tendencia se va a mantener en 2016 y 2017. En la base de este éxito se encuentra un constante aumento de las inversiones y del consumo privado, ambos beneficiados por una diversificada estrategia de desarrollo económico que se basa en las inversiones procedentes del extranjero (IDE). Y el sector de los servicios financieros es el principal responsable de la IDE en Malta, tal como demuestran los datos publicados en febrero por la Malta National Statistics Office: en el primer semestre de 2015, las actividades financieras y de seguros fueron las responsables del 98,1% de la IDE, lo que equivale a un flujo estimado de 5.200 millones de euros que representa un aumento de 3.000 millones de euros con respecto al mismo periodo del año anterior.

Por ello, este es el momento más oportuno para mantener una conversación con uno de los protagonistas de este éxito: Kenneth Farrugia, presidente de FinanceMalta, un organismo creado para la promoción del sector de los servicios financieros que acaba de recibir el sello de plata que concede el Secretariado Europeo de Análisis de los Clústeres, lo que lo convierte en el único organismo del país y el primer clúster europeo que opera en servicios financieros que recibe este galardón.

«Malta ha aprendido mucho con las lecciones desprendidas de la crisis»

 

En respuesta a nuestra pregunta sobre cuál ha sido la fórmula para alcanzar este éxito, Kenneth Farrugia nos explica que Malta ha aprendido mucho con las lecciones desprendidas de la crisis que afectó a Europa en 2007 y 2008. Lo cierto es que, por su ubicación geográfica, el país se situó en el centro de varias crisis: los continuos problemas en diferentes países del norte de África, por un lado, y las crisis financieras de los países del sur de Europa, por el otro. Una de las lecciones aprendidas fue la importancia de adoptar una actitud rigurosa y conservadora, sobre todo en lo que respecta a las actividades financieras. Según Kenneth Farrugia, Malta consiguió destacar gracias a la manera extremadamente conservadora y prudente en que los bancos malteses gestionaron sus balances. El sector bancario maltés es muy fuerte, y se encuentra en la base del crecimiento del sector de los servicios internacionales en Malta.

Por otra parte, el gran impulso para el crecimiento del país fue la internacionalización de sus sectores económicos. En la década de los 80, cuando Malta decidió adherirse a la Unión Europea, tuvo que adaptar todo su marco legislativo. En un primer momento, los operadores fueron conscientes de las nuevas oportunidades que se abrían, pero empezaron a servir sobre todo al mercado interno. Tras la entrada en la Unión Europea, los sectores adquirieron una dimensión completamente diferente gracias a la internacionalización de la economía: para hacernos una idea, hoy en día existen en Malta casi 27.000 gestores de fondos, mientras que hace diez años su número no pasaba de unos cuantos.

En opinión de Kenneth Farrugia, la propuesta de valor de Malta pasa por la supervisión de un único regulador serio y business oriented, la solidez del marco legislativo y la estabilidad política y económica. La calidad de los recursos y de las infraestructuras también es importante, evidentemente, porque estos factores menos objetivos acaban pesando mucho en el proceso de toma de decisiones de los inversores extranjeros y suponen una diferencia cuando estos analizan las diferentes jurisdicciones con la vista puesta en la internacionalización.

“La propuesta de valor de Malta pasa por la supervisión de un único regulador serio y business oriented, la solidez del marco legislativo y la estabilidad política y económica”

 

Si la internacionalización es crucial, no menos importante es la diversificación de los sectores económicos. La estrategia del Gobierno maltés ha sido precisamente esa: fomentar el desarrollo de diferentes sectores económicos y aprovechar las sinergias que surjan entre ellos. Hoy en día, los servicios financieros aportan el 13% del producto interior bruto de Malta, pero el turismo sigue siendo un sector muy importante para la economía, tanto en términos de producto como desde el punto de vista de la generación de empleo. Por otra parte, Malta siempre ha tenido una gran tradición marítima: el registro maltés es hoy el mayor de Europa y el séptimo de todo el mundo. Pero también hemos asistido recientemente al desarrollo del sector de la aviación —comercial y privada (aviones a reacción privados)—, lo que condujo a la aparición de importantes operadores que han permitido mejorar las conexiones directas de Malta con otros importantes centros de negocios, como Dubai, por ejemplo. Otros sectores que también han florecido son el de la industria cinematográfica (Gladiator, por ejemplo, se rodó en Malta), y el sector de la medicina y la salud, que son actividades con un gran potencial de crecimiento e impacto económico.

«Por lo que respecta a la sustancia, nos basamos en el principio de la proporcionalidad»

 

Todo ese desarrollo genera, inevitablemente, dudas sobre la capacidad de respuesta del país a las necesidades de sustancia de sus inversores. Ante esta cuestión, Kenneth Farrugia se ha mostrado tajante: «La sustancia es la base de cualquier inversión en Malta, ya que no se concede ninguna licencia si no se contempla la creación de sustancia en el país. Sin embargo, las autoridades maltesas todavía tienen una mentalidad muy centrada en los negocios, por lo que se basan en el principio de la proporcionalidad, o sea, creemos que se debe exigir sustancia de acuerdo con el plan comercial y la realidad de cada empresa. Debemos proporcionar las condiciones adecuadas para que los inversores encuentren en Malta la respuesta a sus necesidades de sustancia, porque, desde el punto de vista fiscal, este es un elemento muy importante en la medida en que debemos asegurarnos de que se trata de actividades reales que se encuentran en la base del rendimiento sujeto a beneficios».

En este sentido, el Gobierno ha creado incentivos para que las empresas puedan atraer a profesionales extranjeros altamente cualificados, por lo que cada vez más profesionales han trasladado a Malta su residencia. Lo cierto es que no son solo los incentivos fiscales los que cuentan: existen muchas otras ventajas en tener una actividad profesional estimulante en una isla pequeña, porque el equilibrio entre la vida profesional y la personal es increíble: hay mucha seguridad, buen clima, las vías de comunicación son muy buenas… Además, también se han hecho esfuerzos para aumentar la oferta interna de recursos cualificados invirtiendo en formación, pero también ofreciendo cuidados gratuitos para los niños e incentivos para las madres trabajadoras, por ejemplo. «Somos conscientes de que esta combinación de oferta local cualificada y capacidad para atraer a profesionales extranjeros es muy importante para dar respuesta a las necesidades de sustancia de nuestros clientes», concluye Kenneth Farrugia.

«Si dejamos de innovar, dejamos de crecer»

 

Cualquiera que estudie el desarrollo de Malta percibirá rápidamente que este país se distingue por la cuidada implementación de una visión estratégica. Y uno de los elementos clave de esta estrategia es la innovación. Sobre este tema, Kenneth Farrugia afirma que no solo es posible que Malta siga innovando en los servicios financieros, sino que es imprescindible. «Si dejamos de innovar, dejamos de crecer, y estamos convencidos de que la innovación es el principal hecho diferenciador de Malta con respecto a otras jurisdicciones. Tenemos que innovar constantemente, mejorar nuestra propuesta de valor y esforzarnos por contar con un pipeline continuo de novedades en el mercado. Pero la innovación no pasa solo por la creación de nuevos productos, sino que tiene varias facetas: podemos innovar mediante cambios legislativos, mejoras en los procesos, aumento de la calidad de los servicios… La innovación ha estado siempre en la base de nuestra actividad, y hemos conseguido mantener este ritmo en diferentes fases y ciclos, por lo que no nos cabe ninguna duda de que seguiremos innovando».

A nosotros tampoco nos cabe ninguna duda de que Malta seguirá desempeñando un papel protagonista y siendo un ejemplo de éxito por la gestión y rendimiento de su desarrollo económico.

Comments Off on El éxito de Malta: una entrevista a Kenneth Farrugia, presidente de FinanceMalta

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers:

Siga-nos nas redes sociais:
Copyright 2013 NEWCO